Lausanne 2018: resumen del Congreso Internacional de Abogados del Fútbol.

25 SEP 2018

Derecho Deportivo

Gerardo Siguero Muñoz

CODE ABOGADOS estuvo representado, por 2 de sus abogados, en el Sexto Congreso de la AIAF que tuvo lugar en la ciudad de Lausanne, en el Museo Olímpico, durante los días 18 y 19 de septiembre de 2018, con una temática especial: cómo redactar los contratos de los futbolistas y qué hacer en los casos de ruptura. Con el presente artículo queremos resumir las conclusiones del mismo, respetando en todo caso los límites de la confidencialidad de un evento como éste. Un verdadero think tank donde los operadores intercambian sus opiniones y experiencias desde un punto de vista personal, no necesariamente institucional. 

Hay que destacar que el interés del Congreso radica, especialmente, en la amplitud del espectro del mismo: no sólo se encontraban presentes los abogados más especializados este área (y la AIAF), sino también, miembros de las demás instituciones interesadas en la materia: la FIFA, la UEFA, el FIFPRO (sindicato internacional de jugadores), la ECA (asociación de clubes europeos), árbitros del CAS (corte de arbitraje deportivo internacional), representantes de agencias de representación de todo el mundo e incluso abogados y ejecutivos de la MLS norteamericana. En conjunto, se trató de un foro abierto, eminentemente especializado, y donde los abogados y demás stakeholders pusieron en común sus distintas experiencias, opiniones, y teorías sobre el estado actual del fútbol profesional.

Vamos a resumir las conclusiones del Congreso según la temáticas y panales específicos. El primer panel trato de los aspectos básicos de los contratos. Las disertaciones tuvieron como objetivo analizar y poner en común consejos prácticos sobre las condiciones contractuales a establecer en los contratos de los deportistas profesionales, tanto a nivel deportivo como económico, sirviendo como punto de partido para el resto de conferencias.

El segundo panel fue especialmente interesante, pues profundizó más en los problemas contractuales, centrando su atención en los  “pre-contratos” (figura vulgarmente mal conocida y muy problemática en el mundo jurídico). El campo jurídico queda muy abierto en este ámbito, en especial, para los contratos distintos de los contratos de trabajo deportivos (existen acuerdos comerciales y de transferencia que son diferentes al propio contrato deportivo del jugador, pero que tienen efectos económicos muy significativos). Sigue siendo una cuestión compleja, con poca regulación que da mucho juego a los contratos vinculados a eventualidades futuras. Una vez más, se discutió sobre el alcance de la prohibición de los TPO del art. 18.ter del RSTP.

EL tercer penal trató de los marcos regulatorios generales, muy especialmente, de nuevo, los TPO. Volvió en insistirse en la mala regulación del FIFA, que con su articulado, lejos de regular la materia, la está prohibiendo de forma torpe, sin siquiera aclarar qué sucede cuando es el propio jugador quien tiene un % de participación en su transfer fee. Existen varios casos actualmente ante el CDR de la propia FIFA sobre esta cuestión, casos sobre las cuales nadie es capaz de anticipar cuál va a ser la decisión final de la FIFA. Resulta muy controvertido que el propio jugador, que es el propio objeto de la trasferencia, no pueda legalmente participar del importe del traspaso según un acuerdo con su club actual, firmado cuando se acordó la adquisición de dicho futbolista. Parece, sin duda, una extralimitación de la norma FIFA. Se expusieron múltiples estrategias para permitir u poder participar de las operaciones de transferencias por los intermediarios, más allá del propio artículo 18.ter del RSTP. Como puede imaginarse, soluciones imaginativas propias de abogados especializados. En todo caso, es una cuestión que tiene mucha relación con el derecho nacional o local: hay estrategias o planes de actuación que dependen las instituciones del derecho nacional (Brasil no tiene las mismas leyes contractuales que España, ni España que EEUU, por ejemplo) y de la regulación procesal, forense y de transparencia pública y privada. Aquí también puede acudirse al fórum shopping en determinados casos. Es cuestión de conocer muy bien la materia y anticiparse a todos los posibles eventos futuros, para optar por la Jurisdicción más apropiada para el asunto entre manos. Dejando, de nuevo, abierto el campo de las impugnaciones propias del fraude de ley.

El cuarto panel y el quinto panel desarrollaron las rupturas de los contratos de los jugadores, teniendo especial consideración por las nuevas enmiendas al RSTP FIFA en vigor desde el 1 de junio de 2018. Se analizaron los motivos que justifican la ruptura unilateral justificada (con sendos comentarios a casos reales y de actualidad, como los incidentes con el Sporting de Portugal que analizamos en el artículo anterior de este blog, con aportaciones de los propios abogados involucrados, comentarios que por motivos de confidencialidad no podemos hacer públicos). Se discutió sobre la naturaleza jurídica principal de los contratos de los futbolistas, diferenciando, de nuevos, los distintos contratos: que el derecho laboral es la base de los contratos de trabajo (futbolista-club) es elemental, pero la complejidad de otros acuerdos (acuerdos de trasferencias y contratos de patrocinio, marketing o publicidad) y la incorporación de las cláusulas de salida a los contratos deportivos están acercando esta materia al derecho civil y mercantil. Se aclararon los términos de la reforma del RSTP de la FIFA de junio de este año por los propios operadores (FIFPRO, ECA,y la propia FIFA). Finalmente, hubo un debate muy interesante sobre las diversas cláusulas de salida y sus efectos jurídicos: buy-out clauses (las famosas cláusulas de rescisión deportivas  españolas, mal llamadas aquí), liquidated damages clauses (cláusulas de valoración de daños por rupturas) y las penalty clauses (acuerdos de blindaje de contratos). Sus efectos, tanto económicos como deportivos son muy diferentes: por ejemplo, con las buy-out el contrato nunca se llega a incumplir y no puede haber, en consecuencia, sanciones deportivas ni reclamaciones de daños complementarias. Fue muy interesante comparar estas instituciones con la práctica de los países anglosajones gracias a los asistentes de la MLS, pues es de sobra conocido que esta tipo de pactos funcionan, con éxito y bajo otro cultura deportiva, en las grandes ligas americanas del deporte profesional (NBA, NFL, MBL, MLS, etc….).

Finalmente, como conclusión general, el derecho deportivo está cambiando. Se está volviendo más complejo e internacional conforme la Industria del deporte se va a desarrollando. Como toda actividad empresarial (estamos ante una auténtica industria deportiva y de entretenimiento), va evolucionando de forma paralela y condicionada a la importancia económica que representa Antiguamente, había un par de abogados en las operaciones de traspasos internacionales. Hoy en día, hay 2 equipos formados por 4-5 miembros en cada parte interesada, que tiene que supervisar las consecuencias actuales y futuras, las normas de cumplimiento financiero y salary cap, problemas de jurisdicción, ámbito de transparencia y confidencial, régimen de impagos y cumplimiento futuro o condicionado, etc…

 

Gerardo Siguero Muñoz.

CODE ABOGADOS. Derecho Mercantil y Deportivo.